Reunión parisina de Women can Build: claves y resultados del proyecto

La segunda reunión de socios del proyecto ‘Women can build’, perteneciente al programa Erasmus+, se realizó en París del 5 al 6 de julio. Una interesante sesión en la que se abordó la igualdad de género en el sector de la construcción.

La reunión se centró en dos aspectos principales. El primero, sobre las tres acciones esenciales para promover la igualdad en el lugar de trabajo en la construcción: sensibilización, educación y difusión. El segundo se refiere a la necesaria transición hacia una industria en igualdad que debe sustentarse en cambios en los agentes implicados en la inserción de las mujeres en el sector de la construcción: centros de formación profesional y formadores, empresas y las propias mujeres. Para este fin, el proyecto desarrolla una metodología participativa, diseñada para planificar y llevar a cabo el proceso de investigación con la participación de las propias personas implicadas.

Durante la reunión, los socios han afrontado la problemática del desequilibrio de género que inhibe las posibilidades de crecimiento y competitividad en la industria de la construcción. Los principales resultados de los dos días de trabajo fueron:

La importancia del papel del formador

Los representantes de los socios -mayoritariamente mujeres- presentaron los resultados del trabajo de campo realizado para la recogida de datos sobre cuestiones de género en la formación profesional en el sector de la construcción. El autoanálisis y la reflexión de los formadores de Formación Profesional (FP) sobre sus fortalezas y debilidades en relación con la consideración de género, muestra brechas importantes.

Sobre la base de los hallazgos, los socios concluyeron la propuesta de contenidos para los Massive Open On line Course (MOOC) dirigidos a formar a los formadores de FP en cuestiones de género, que se lanzará a finales de septiembre.

El consorcio de esta iniciativa considera crucial el desarrollo de competencias de igualdad de género de los profesores, ya que sin duda contribuirá a una mayor sensibilización de todos los perfiles profesionales vinculados a la formación profesional, maximizando así el impacto en muchos futuros y actuales profesionales del sector, a través de la FP inicial y continua, en un efecto de cascada.

Experiencia de formación ‘inmersiva’ para mujeres

La industria de la construcción no atrae a un número significativo de mujeres a su fuerza de trabajo. Durante la sesión, se destacó la importancia de implementar una experiencia de aprendizaje práctico para mostrar a las mujeres la gran variedad de oportunidades dentro del sector. El objetivo principal de esta actividad es atraer a las mujeres al sector, proporcionando una visión general de los procesos de construcción así como de las diferentes posibilidades que tiene la industria.

En la reunión, los socios acordaron un esquema de la experiencia de formación ‘inmersiva’: definición de objetivos, contenido, duración, metodología didáctica, etc.

Los resultados de esta experiencia se mostrarán el próximo año.

Beatriz Oliete y Javier González durante la reunión

Necesidad de promover la igualdad en los centros de formación

Para una implementación real de la igualdad de género en la FP, es necesario ajustar los mecanismos internos y externos de las instituciones de FP, que se reflejen en su misión, visión y valores, que también deben seguir los profesores, los estudiantes y todo su personal.

El trabajo más difícil es poner en práctica estos principios de diseño con personas reales en entornos tan dinámicos y complejos como son los centros de formación. Durante el debate acerca de cómo llevarlo a cabo, los socios definieron algunas acciones colectivas que deberían implementarse dentro de estas organizaciones, algunas de las cuales fueron: plan de igualdad de oportunidades o guía de comportamiento y acoso sexual. Desde el punto de vista externo, se propusieron: cursos de igualdad de género, orientación laboral específica para mujeres, etc.

Alianza con las empresas

Un paso final, pero decisivo para un equilibrio de género en el sector, pasa por crear conciencia y atraer la atención de las empresas y de la industria en general. En la reunión se destacó la necesidad de unir fuerzas con las empresas para luchar contra la desigualdad de género en el sector, establecer una unión fuerte con stakeholders de la industria de la construcción y trabajar juntos en el diseño del ‘Plan de Acción’ para la promoción del equilibrio de género.

La segunda reunión de Women can Build se cerró con una buena sensación: trabajo continuo para crear un mejor ámbito laboral, con las mismas oportunidades y comprometido con la profesionalidad y la igualdad de género.

Entrada anterior
Cómo promover el aprendizaje adulto en el espacio de trabajo
Entrada siguiente
Primeros resultados de Women Can Build sobre la necesidad de concienciar en igualdad de género a los docentes de FP de la construcción

Entradas relacionadas

Menú