El Consejo de la UE adopta un marco europeo para la formación de aprendices de calidad y eficaz

El Consejo de la UE adopta un marco europeo para la formación de aprendices de calidad y eficaz

El segundo gran debate fue sobre el cierre de la brecha salarial de género

El Consejo de la Unión Europea (UE) adoptó el 15 de marzo una Recomendación sobre un Marco para la formación de aprendices de calidad y eficaz que ayudará a los jóvenes a incorporarse al mercado de trabajo.

La Recomendación fomenta el desarrollo de una fuerza de trabajo altamente capacitada y cualificada que responda a las necesidades del mercado de trabajo. Al aplicar criterios comunes de calidad y eficacia a la formación de aprendices, los Estados miembros estarán mejor capacitados para desarrollar y promover sus sistemas nacionales de formación de aprendices.

Según afirma Biser Petkov, presidente del Consejo y ministro de Trabajo y Políticas Sociales de Bulgaria: “Resulta muy positivo que en un plazo corto el Consejo haya logrado llegar a un acuerdo común en relación con los criterios de calidad y eficacia que deberán usarse para mantener y desarrollar los sistemas nacionales de formación de aprendices. Es un paso en la dirección correcta para impulsar en mayor medida la incorporación de los jóvenes al mercado laboral, así como la progresión profesional de los adultos y la transición al empleo”.

La formación de aprendices es un elemento esencial en los sistemas de formación y educación profesionales, y benefician tanto a los empresarios como a los aprendices reforzando el vínculo entre el mundo del trabajo y el mundo de la educación y la formación.

Además de facilitar una vía de excelencia, la formación de aprendices de calidad también contribuye a impulsar la ciudadanía activa y la inclusión social, mediante la integración de personas de distintos orígenes sociales en el mercado de trabajo.

La Recomendación prevé distintos criterios en relación con las condiciones de aprendizaje y trabajo, entre las que se encuentran los siguientes:

  • Se deberá celebrar un acuerdo por escrito que defina los derechos y las obligaciones del aprendiz, del empleador y, cuando proceda, de la institución de formación o de educación profesionales, dentro de un marco reglamentario claro y coherente.
  • Debe haber resultados claros que conduzcan a cualificaciones reconocidas.
  • Los aprendices deben recibir una paga o algún tipo de compensación.
  • Los aprendices deben tener derecho a la protección social.
  • Es preciso facilitar a los aprendices orientación profesional, tutoría y apoyo al aprendizaje, tanto antes como durante el periodo de aprendizaje, para garantizar unos resultados satisfactorios.
  • Es preciso facilitar apoyo pedagógico a los profesores, formadores y tutores, en particular en las microempresas, así como en las pequeñas y medianas empresas.

El marco es una actuación consecutiva a la declaración del Consejo sobre la «Alianza Europea para la Formación de Aprendices» de octubre de 2013.

Respecto a la brecha salarial de género, Biser Petkov manifestó: «Nos enfocamos en qué medidas concretas y cuáles debemos tomar para ampliar las oportunidades para nuestras niñas y mujeres, alentar la participación laboral plena y traer más talento y habilidades a nuestro mercado laboral».

Entrada anterior
‘Objetivo empleo’ de M21 radio pone sobre la mesa iniciativas en sectores donde las mujeres tienen poca visibilidad
Entrada siguiente
A la espera de los resultados de la consulta pública de la Comisión Europea para revisar las normas aplicables a los productos de construcción

Entradas relacionadas

Menú