El 42% de las arquitectas técnicas de Girona sufre discriminación de género

El 42% de las arquitectas técnicas de Girona sufre discriminación de género

El 42% de las arquitectas técnicas de Girona ha sufrido algún tipo de discriminación de género en el ejercicio de su profesión, según la encuesta sobre igualdad de género que ha realizado el Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Girona (CAATGI) y que fue presentada ayer, en la mesa de debate “Mujeres en la Construcción”, y en la que participó Women Can Build.

Marta Madrenas, alcaldesa del Ayuntamiento de Girona, inauguró este foro, en el que Beatriz Oliete, socióloga y técnica de Proyectos Internacionales en la Fundación Laboral de la Construcción y responsable de este proyecto europeo, expuso la problemática de las mujeres en el mundo de la construcción, que compartió con otras expertas y profesionales: Carme Domènech, arquitecta técnica y miembro de la Junta de Gobierno del CAATGI; Anna Sánchez, ingeniera civil y empresaria especializada en el área de Urbanismo, Proyectos y Licitaciones de Obra; y Assumpció Puig, arquitecta y decana del Colegio de Arquitectos de Catalunya.

El debate presentado por Dolors Torrentà y moderado por Anabel Ros -secretaria y contadora, respectivamente, de la Junta de Gobierno del CAATGI-, se enmarcó dentro de los actos que dicha institución ha organizado para fomentar la igualdad de género en la industria de la construcción. “Es fundamental que las mujeres arquitectas técnicas trabajen en la obra”, dijo Domènech, quien considera la visibilización de la mujer como uno de los primeros pasos que deben darse para acabar los estereotipos de género.

La necesidad de que haya referentes femeninos dentro de la construcción es fundamental para que otras mujeres se acerquen al sector, ya que, tal y como reveló Oliete durante la ponencia, el porcentaje de feminización de los oficios en Europa es del 1%. Una cifra en la que se apoya el proyecto Women Can Build, que aboga por la formación como principal vía para mejorar la inserción laboral y normalizar la presencia de las mujeres en las obras y en la gerencia. Este último objetivo ha sido recogido también en la encuesta sobre igualdad de género que, entre otras cuestiones, establece que las arquitectas adolecen de una falta de credibilidad y autoridad. La investigación, realizada entre los meses de octubre y noviembre de 2018, recoge las opiniones del 35% de las colegiadas de la demarcación provincial.

Igualdad de género, en la profesión de arquitectura técnica

Estos datos registrados por el CAATGI se completan con la encuesta nacional realizada por el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España, que recoge que más del 65% de las arquitectas técnicas ha sentido discriminación por parte de los trabajadores de la obra o de sus compañeros con formación académica, y que más de la mitad de las profesionales encuestadas se siente infravalorada y considera que su género le ha condicionado a la hora de obtener una mejor posición dentro de su empresa.

Con una respuesta mayoritariamente negativa, el 59% de las personas encuestadas afirmó que las mujeres son el colectivo que más dificultades tiene para ejercer la profesión de Arquitectura Técnica. A pesar de esta realidad desfavorable, cerca del 60% considera que las situaciones de desigualdad han disminuido, en comparación con la última década. Sin embargo, los datos siguen arrojando una realidad de priorización del hombre sobre la mujer a la hora de acceder a los puestos de trabajo, que perpetúa el estigma de género, tradicionalmente asociado a la industria.

De la encuesta nacional se extrae la necesidad de que las empresas ahonden en la cuestión de género y planteen acciones que ayuden a promocionar la igualdad de oportunidades, tal y como reflejó el 74% de los encuestados. En este sentido, más del 74% de los encuestados afirmó que las facilidades para conciliar la vida laboral y profesional son insuficientes, de los que el 14% negó contar con ninguna medida.

La mesa de debate, en imágenes
Entrada anterior
«Cuando voy a trabajar soy ‘la gruista de la obra’. No me tienen que mirar como mujer o como hombre, sino respetar»
Entrada siguiente
La Fundación Laboral y Women Can Build amplían el Día Internacional de la Mujer a la Semana de la Igualdad

Entradas relacionadas

Menú