Nuevo informe europeo sobre los techos de cristal: Mujeres en la gestión

La desigualdad de género sigue siendo una característica definitoria de los mercados de trabajo europeos. A pesar del aumento de la participación en la fuerza de trabajo, las carreras profesionales de las mujeres siguen estando acotadas a puestos y sectores económicos específicos. Además, su movilidad profesional y su ascenso a puestos directivos continúa siendo limitado. Todo ello lleva a la mujer a toparse con lo que se conoce como techo de cristal.

En relación a las condiciones de trabajo específicas de los puestos directivos, debemos señalar que los gerentes están ubicados estratégicamente, y tienen la libertad para dar forma a las prácticas y políticas en el lugar de trabajo. Esta posición les confiere un doble papel: contribuir al éxito de la organización y, al mismo tiempo, velar por el bienestar de sus trabajadores. Por ello, la subrepresentación de las mujeres en puestos estratégicos repercute, sin duda alguna, en el ámbito y ambiente laboral y en el mercado del trabajo.

A pesar de años de política de igualdad de género, la limitada presencia de las mujeres en los niveles ejecutivos, en Europa, muestra la magnitud del reto y pone de manifiesto la necesidad de realizar un esfuerzo más concentrado, y de aplicar estrategias globales, a largo plazo, para impulsar el cambio. En este sentido, la Eurofound ha publicado el informe «Las mujeres en la gestión: ¿Representación insuficiente y sobrecargada?», centrado en las mujeres que han superado las barreras y han avanzado en la gerencia. Su objetivo es evaluar si las mujeres, una vez que han alcanzado una función directiva, siguen encontrando obstáculos a los que no se enfrentan sus homólogos masculinos.

Los techos de cristal: una realidad instaurada

La evidencia empírica confirma la presencia del techo de cristal. En este sentido, la escasez de mujeres directivas es el resultado de una combinación de diversos factores sociales y culturales, entre los que figuran, por ejemplo: las normas culturales, la ausencia de infraestructuras de atención, la distribución desigual de las responsabilidades y el trabajo no remunerado en el hogar, la creencia de que hay un número limitado de trabajadoras disponibles para ocupar puestos directivos, y la falta de modelos de conducta femeninos en los puestos superiores.

De acuerdo con estos hechos, los datos del Instituto Europeo de la Igualdad de Género relativos a 2017, muestran que las mujeres sólo representaban el 25% de los miembros de los consejos de administración de las empresas que cotizan en bolsa en la Unión Europea (UE), aunque la situación varía significativamente entre los Estados miembros de la UE. Además, según la encuesta del Special Eurobarometer sobre la igualdad de género (en 2017), el 35% de los encuestados afirmó que los hombres son más ambiciosos que las mujeres. En algunos países, esta cifra superó el 50%.

Para evitar esta situación, la Unión ha estado a la vanguardia en la promoción de la igualdad de género, en ocasiones, motivando a los comunitarios reticentes a tomar este camino. El primer paso se dio en 1957, cuando la UE estableció el principio de igualdad de retribución mediante el Tratado de Roma. Desde entonces, varias políticas han allanado el camino hacia el objetivo de la equidad.

Algunos datos de interés

El informe europeo refleja los datos que muestran la situación del mercado laboral en la actualidad. Una realidad en la que la desigualdad de género está presente en la mayoría de los Estados miembros.

  • En la UE, el número de hombres en puestos directivos es dos veces superior al de mujeres. Los Estados miembros con el mejor equilibrio de género en la gestión son: Lituania, Hungría, Bulgaria, Chipre y Letonia, donde más del 40% de los directivos son mujeres.
  • Las mujeres están subrepresentadas en cargos gerenciales en casi todos los sectores económicos. La gestión está más equilibrada en el sector público, aunque también predominan los hombres.
  • Las mujeres están mejor representadas entre los puestos gerentes no supervisores, que representan el 41% de este grupo.
  • Entre los niveles de gestión que supervisan al personal, las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de dirigir a otras mujeres, a trabajadores más jóvenes y a trabajadores con contratos atípicos.
  • El poder dentro del nivel gerencial es desigual entre hombres y mujeres. Entre los cargos supervisores y los gerentes no supervisores, los hombres tienen mayor influencia en la toma de decisiones organizacionales que las mujeres en el mismo tipo de rol; pero entre los gerentes supervisores, las mujeres muestran tener una mayor influencia que los hombres.
  • Por lo general, las mujeres reportan más efectos indirectos negativos entre el trabajo y la vida familiar que los hombres.
Desigualdades de género en el nivel gerencial

El informe recoge de forma específica la situación gerencial en los diferentes niveles, sectores y estructuras de la propia Unión Europea.

Por norma general, las mujeres representan el 36% del total de directivos en Europa. Algunos de los países comunitarios lideran el camino en cuanto a la igualdad de representación de hombres y mujeres, tanto en los mercados de trabajo como en la gestión (en cualquiera de los tres tipos: supervisores, gestores no supervisores y gestores supervisores).

Considerando la proporción de mujeres en el mercado laboral, se detecta una desigualdad de base. Mientras que las mujeres constituyen casi la mitad de todas las personas que tienen un empleo (48%), solo algo más de un tercio de los directivos de la UE son mujeres. En el caso de España, la proporción de mujeres en el empleo es del 47%, mientras que la proporción de mujeres en la gestión es del 38% (datos de 2015).

En lo que respecta a la distribución de los trabajadores y trabajadoras en todos los sectores, son más hombres que mujeres los que trabajan en la construcción, el transporte, la industria y la agricultura, mientras que las mujeres predominan en la educación y la salud. En este sentido, los hombres representan el 91% de la industria de la construcción, frente al 9% de las mujeres, y ocupan un 92% de los puestos de gestión, frente al 8% que desempeñan las mujeres.

Si estás interesado puedes ampliar la información en el siguiente link.

Entrada anterior
Women Can Build participa en la jornada conjunta entre la Fundación Laboral y Cruz Roja
Entrada siguiente
La Fundación Laboral de la Construcción participa en ‘Aquí hay trabajo’ de RTVE2

Entradas relacionadas

Menú